Terrence C. D. Martin Hogde, nació el 5 de noviembre de 1938 en Inglaterra, donde vivió una infancia tranquila, hasta que todo interrumpido por la segunda guerra mundial, donde su hogar fue muy dañado y tuvo que mudarse a Bournemouth.

En su infancia fue un niño muy travieso, hasta que se unió a la fuerza aérea, donde estuvo por 22 años, un proceso que lo influenció para siempre. Estando en una base militar, tuvo que participar en todo el cuidado de naves, en el contexto de la guerra fría; al retirarse pensó en algo simple, participar en cosas que fueran menos destructivas, y en la educación encontró la solución, porque con esto podría educar a los jóvenes para que resolvieran sus conflictos de forma pacífica; con eso en mente se dedicó a estudiar pedagogía de física en Matemáticas, para luego llegar a Latinoamérica y empezar a ganar experiencia en un colegio bilingüe de Argentina, para luego aterrizar en Chile en 1984, donde fue docente en el Saint John’s school; y luego rector del establecimiento por seis años.

Mr. Martin intentó generar algunos cambios, pero no tuvo resultados, debido a que ya estaba establecido todo un sistema en dicho establecimiento, pero eso no le quito las esperanzas, incluso las aumento, en especial al encontrar a un grupo de profesores que tenían las mismas ideas que él.

Cuando notó una falta de colegios bilingües en Concepción, decidió iniciar un ambicioso proyecto junto a dicho grupo de docentes, proyecto del cual está a cargo hasta el día de hoy, The Wessex School, es uno de sus mayores éxitos, donde ha aplicado toda su experiencia como docente y padre, que lo tienen como rector del establecimiento hasta el día de hoy, siempre con una sonrisa, un buen sentido del humor y con un estilo muy paternal frente a los alumnos y el cuerpo de trabajo de este colegio. Su mentalidad es tener un estilo formativo de juego limpio, y con una frase que resume toda su trayectoria: “La vida es un proceso de aprendizaje”.