La formación valórica es vital para la vida”. Es así como nuestro colegio, a través del Proyecto Educativo, enfatiza los objetivos en esa dirección, incluyendo actividades relevantes que propenden al desarrollo de los valores esenciales  del vivir en sociedad, entre estas las  Jornadas de Formación Personal como parte  del programa integral de estudio de nuestros  alumnos y  alumnas que pretenden fortalecer nuestro ideal de formar niños y niñas, jóvenes felices e integrados, desarrollando todas sus potencialidades.

El trabajo de las jornadas, corresponde a una programación, que está directamente relacionada con lo que se hace en el aula y pretende reforzar las temáticas vistas en clase de orientación y formación personal, y que responde a las distintas realidades de cada curso.

Las Jornadas se realizan tanto en el área Junior como en Senior un día de la semana, en horario normal del colegio regresando antes del cierre de la jornada escolar.

Se propicia un tiempo y un espacio que permite a los alumnos relacionarse, detectar rasgos propios de las situaciones que van viviendo como curso y la diversidad que forma parte de su grupo curso. Se les invita a confrontar y vivenciar los valores (compartir, escuchar a otros, conocerse, aceptarse, colaborar desinteresadamente, expresar sus apreciaciones personales, ser más amigos…).

La metodología corresponde al aprender haciendo, al aprender jugando y a un trabajo reflexivo, que lleve consigo el crecimiento personal y del curso (entre sus pares y con sus profesores), por lo que encontramos reflexiones, dinámicas, juegos; tiempo para el encuentro con el otro; las expresiones de servicio y abnegación con los que preparan la colación compartida; intercambios de regalos elaborados por ellos y ellas, como el sello máximo de la expresión de cariño y respeto y encuentro con el otro. Este es  un tiempo para plasmar en objetivos concretos, ideales, sueños de crecimiento como curso, en donde  los compromisos adquieren el sentido de entrega y al mismo tiempo el de acogida que nos engrandece como curso y  por ende,  como colegio.